información

¿Cómo superar las etapas del duelo?

¿Cómo superar las etapas del duelo?

Cuando un ser querido fallece todas las personas reaccionan de maneras distintas. Es una situación que además de traer dolor psicológico desenvuelve muchos otros sentimientos. Conocer las etapas del duelo posibilita su evolución positiva.

Entender y aceptar el fallecimiento con las emociones que se expresan son parte del luto y su proceso. Debe verse como algo natural y transitorio, aunque eso no implique que sea una situación que se tenga que superar.

En 1969 la psiquiatra suizo-estadounidense Elisabeth Kübler-Ross desarrolló una teoría donde establece cinco etapas del duelo. En ella define los principales estados sentimentales y emocionales que se suelen presentar en el doliente.

Aunque es un patrón reconocido por la psicología no implica que su seguimiento sea exacto. Algunas personas no experimentan todas las fases o las presentan en orden distinto. Aunque la psiquiatra Elizabeth Kübler-Ross estableció que conocer estas etapas ayudan a conceptualizar los matices en que el doliente maneja el luto.

Etapas del duelo

1. Negación:

En un primer momento permite suavizar la noticia de la muerte, el doliente negando la realidad logra aferrarse a un estado de incredulidad. A pesar de ser poco honesto retrasa el dolor intenso que produce el fallecimiento. También ayuda al organismo a no sufrir un cambio de estado de ánimo tan fuerte que lo afecte con consecuencias fatales.

Cuando esta etapa es explícita se rechaza la idea de que se haya muerto un ser querido. En cambio cuando es no explícita puede que se haya aceptado verbalmente que falleció pero las acciones no indican consciencia, es como si fuese una realidad alterna donde se nos colocó sin aceptarlo completamente.

Esta etapa no se puede mantener indefinidamente. Al encontrarse con la realidad es necesario superarla aunque no se haya aceptado del todo la idea del fallecimiento.

2. Ira

Es normal que en esta fase llegue mucha ira acompañada de resentimiento hacia las personas que creemos responsables. Esta rabia se proyecta con nuestro ambiente y puede afectar hasta a familiares cercanos.

La frustración crea estas emociones por no poder evitarlo o ser un hecho irreversible. Toda esta carga emocional es extremadamente fuerte y se presenta con estallidos de ira.

3. Negociación

Esta etapa se ve desenvuelta con ideas y ficciones donde la muerte pueda revertirse o evitarse. Se plantean estrategias para impedir el fallecimiento y permite dar una sensación de estar en control.

Puede presentarse antes o después del deceso en un escenario donde se cree posible evadir la muerte. Se considera una etapa breve por ser inverosímil con la realidad.

4. Depresión

En este período se presentan episodios de profunda tristeza con una sensación de vacío. Aunque no debe confundirse con la depresión clínica, que viene siendo un trastorno mental, sino que se manifiestan estas emociones asociadas a la tristeza natural de la situación.

Aislarse es una actitud normal al no aceptar una realidad donde nuestro ser querido no está. Además se presenta mucho cansancio físico y mental, asimilar la muerte se ve como algo imposible de superar como también abandonar esos sentimientos de melancolía y soledad.

En muchos casos los dolientes entran en crisis existenciales que los incapacitan de avanzar, en los cuales no existen incentivos para seguir viviendo sin compartir con el familiar fallecido.

5. Aceptación

Aunque toma tiempo cuando se acepta la pérdida las personas dolientes aprenden a vivir con este dolor emocional. Se reconoce el fallecimiento y a vivir con la ausencia del ser querido.

No quiere decir que esta etapa sea feliz en comparación con las demás, sino que se vive en un estado de tristeza menos intenso, aunque el cansancio se mantenga. Y esto con el tiempo permite que la capacidad de disfrutar alegría o placer se presente gradualmente.

Quizás no se regrese a la normalidad plena, pero sí una en la que el doliente acepte la ausencia y siempre le recuerde con felicidad.

Consejos para superar las etapas del duelo

No existe una fórmula exacta para superar un dolor tan profundo, que además es distinto en todas las personas y en la forma en cómo experimentamos la muerte.

Poder aceptar la idea de seguir viviendo sin tu ser querido puede brindarte un nuevo propósito o dirección en tu vida. Y es probable que la desesperanza tenga gran cabida en este proceso pero lo ideal es hablarlo. Evitar aceptarlo o expresarlo solo te aísla de los que quieren tu salud y bienestar.

Las redes de apoyo te permiten expresarte con libertad y ayudar a soltar la carga que llevas por dentro. Aceptar que todos los sentimientos que sientes son normales y forman parte de las etapas para superar el luto.

Atravesar el fallecimiento de un familiar siempre es mejor de la mano servicios funerarios que te ayude de forma integral. En Funeraria Fuentes contamos con los especialistas en nuestra unidad de duelo para ayudarte para sobrellevar tan penosa situación. Somos una funeraria que ofrece cercanía, confiabilidad y profesionalismo.

Lograr reconciliarte con esta nueva realidad puede ayudar a tu salud, con tus relaciones y progresivamente a experimentar alegrías aún estando consciente de la ausencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *